Arquitectura, Cementerio, Cementerio Museo, Historia, Museologia y cementerios, Necrópolis Cristóbal Colón, Noticias, Sala de Arte Funerario

Se reanuda la rehabilitación del Edificio Noroeste de la Necrópolis (+ Fotos)

Laritza Céspedes
Evelin Pérez

Dos de las más antiguas construcciones del cementerio Colón son los edificios ubicados a ambos laterales de la Portada Norte. El edificio ubicado al Este albergaba una pequeña capilla, las oficinas de capellanía y residencia del Capellán. Posteriormente en él se habilitaron las oficinas de Administración y Servicios, así como el Archivo cementerial.

El edificio del Oeste lo describe el arquitecto Enrique Martinez y Martinez en su libro Sucinta descripción de los cementerios de la antigüedad, primitivos de La Habana y el de Cristóbal Colón, como sigue: …” En el (edificio) de la derecha está instalada la Dirección Facultativa, oficina del Sr. Inspector, un almacén de útiles y dos departamentos para depósitos de cadáveres, ocupando el resto provisionalmente el Necrocomio.”

Con posterioridad ocuparon sus espacios las oficinas de Arquitectura, un salón de estadía para los sepultureros de turno, las oficinas de los historiadores. En el año 2003 se concretó un proyecto en el cual se venía trabajando desde hacía varios años: convertir el edificio en un espacio dirigido a fomentar la actividad y el quehacer cultural dentro de la institución. En el portal este, continuó funcionando la tienda de souvenirs, que habilitada unos años antes, y a su derecha se inauguró la Sala de Arte Funerario. Ésta comunicaba,al final a la izquierda, con la Galería de Exposiciones Transitorias y hacia el fondo con el Teatro, habilitado para la realización de conferencias, reuniones y actividades culturales.

Todo formaba parte del Proyecto de Sala Museo, que durante los casi 10 años de funcionamiento contó con una favorable acogida por parte del público, tanto nacional como foráneo. La Sala de Arte Funerario consistía en un espacio de exposiciones permanentes con piezas de diferentes tamaños expuestas en vitrinas, en pared y sobre pedestales, que ofrecían al visitante una idea general de lo que se puede encontrar en su paseo por el recinto, favoreciendo al interés por profundizar los conocimientos acerca del sitio, así como brindar una visión cultural sobre el tema de la muerte, que a nivel social continúa para muchos siendo tabú o como un espacio estrictamente para el servicio cementerial.

En el año 2013 se comenzó la rehabilitación de este importante espacio arquitectónico, cuando solamente necesitaba acciones puntuales para su conservación. Lamentablemente, como ha sucedido en otras ocasiones, los trabajos preliminares fueron malogrados por problemas de gestión insuficiente, y el inmueble llegó a un grado de deterioro que puso en alto riesgo su estructura y recuperación.

Afortunadamente una nueva revisión del estado del sitio ha permitido que el Gobierno de la Ciudad convoque a las estructuras involucradas en el rescate y protección de este espacio, Monumento Nacional, y ha hecho posible que se reanuden los trabajos de conservación preventiva y restauración, una vez más de conjunto con la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana y el apoyo de la Dirección de los Servicios Necrológicos y Servicios Comunales, órganos encargados de la administración del lugar.

Se espera, tras su rehabilitación, que acoja de manera temporal las funciones administrativas que hoy funcionan en el Edificio Noreste, el cual será posteriormente intervenido, y concluida la gestión de rehabilitación de ambos inmuebles, se recuperen las funciones, que los han caracterizado, el Administrativo Noreste acogerá las funciones ya mencionadas y de Servicios, y el Edificio Noroeste, volverá a ser el espacio para la gestión de la actividad cultural que tanto prestigio ha dado a la Institución.

Vitrinas expositivas de la Sala de Arte

Sala de exposiciones transitorias de la Sala de Arte Funerario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.