Cementerio Museo, Espacios interiores, Historia, Necrópolis Cristóbal Colón, Noticias

Seguridad insuficiente: tema aún por resolver

El cementerio habanero Cristóbal Colón tiene una extensión aproximada de 3 km2, y está ubicado en uno de los nodos principales de la ciudad, rodeado en su totalidad por áreas urbanizadas y en muchos casos, incluso, sirviendo su muro perimetral de limite a los patios de las casas aledañas.

A finales de los años 90 y mediados de la primera década de este siglo, ésta fue una de las principales problemáticas presentadas en el Plan Estratégico confeccionado para proyectar la preservación y el desarrollo del inmueble. Desde aquel momento hasta hoy se intentó resolver la situación de la seguridad del sitio mediante la contratación de Agencias de Seguridad. La agencia SEPROT fue la primera responsable de esta actividad.

Posteriormente se derogó el contrato, dando paso a negociarlo con la Agencia SEPSA, que hoy aún se encarga.
La realidad es que en la práctica una vez más resulta insuficiente la estrategia de protección. La reducción significativa de efectivos dentro de esta agencia ha determinado la reducción, igualmente significativa, del personal designado a la vigilancia del cementerio.

Del plan inicial que abarcaba perímetros más pequeños por agente, mayor cantidad de postas, y recorridos por el interior de los cuarteles, que mantenían controlados los actos vandálicos por temor a ser sorprendidos los transgresores, solo quedan hoy un grupo de postas fijas con recorridos puntuales para abarcar los perímetros establecidos. Si bien se ha priorizado el control de las áreas estratégicamente más vulnerables, ha quedado más vulnerable un gran porcentaje de las áreas más alejadas y menos iluminadas de los perímetros de control.
A pesar de que durante el día existe un gran flujo de personas que transita o visita el centro, es en la tarde, cercano al cierre, y en la noche cuando se vuelve más vulnerable para la comisión de los delitos, pues se aprovechan de la disminución gradual de transeúntes y de la aún insuficiente iluminación de muchos de los espacios interiores.

Es por esto que cada día se continúa trabajando entre la Agencia y la administración en la búsqueda y aplicación de alternativas prácticas que permitan, con los recursos disponibles, obtener mejores variantes y estrategias para asegurar la protección y salvaguarda de las propiedades cementeriales. Y si bien aún quedan cosas por resolver, este tema es de carácter permanente junto con la concientización a la población de la importancia de este patrimonio para nuestra sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.